Leer

Salud Sapiens: Alimentos para el cerebro

El cerebro es el órgano encargado del funcionamiento global de nuestro cuerpo, es el centro del sistema nervioso. La actividad cerebral juega un papel importante en el desarrollo de nuestras vidas: lo que recuerdas, lo que has olvidado justo ahora, la motivación, tu patrón de pensamiento y tus ideas.

 

Por tanto alimentar el cerebro de forma adecuada es muy importante. Se trata de alimentar el resto del cuerpo de forma indirecta. Para ello hay ciertos alimentos que debido a su composición desarrollan un  papel importante y hay que mantenerlos en mente (nunca mejor dicho). Te proponemos unos cuantos y cómo integrarlos de forma fácil en nuestro día a día:

 

Salmón: el salmón contiene alto valor nutritivo en ácidos Omega 3. Es recomendable consumir pescados grasos frecuentemente, para frenar el deterioro cognitivo del cerebro. Siempre nos va a alegrar tomar montaditos con salmón fresco o en la ensalada.

Pasta: rica en triptófanos son los precursores de la serotonina, son neurotransmisores indispensables para la conexión entre las neuronas. Por la noche, los triptófanos son amigos del sueño, lo que facilita una buena memoria. Desterremos el mito de no tomar hidratos por la noche.

Nueces: Ricas en fósforo y en ácido alfa linoleico. Cuatro nueces diarias cubren las necesidades de Omega 3. Quedan genial troceadas sobre los platos de pasta o arroz.

Frutos Rojos: las moras y las frambuesas son, entre los frutos rojos, los más ricos en flavonoides, un antioxidante muy beneficioso en la lucha contra el envejecimiento cerebral. En yogur o para tomarlos en cualquier hora, fáciles para llevarlos encima.

Legumbres: ricas en azúcares de asimilación lenta. Son idóneas para la salud neuronal. Además, son una potente fuente de hierro y facilitan el transporte del oxigeno al cerebro. Una forma fácil de tomarlas es mezclarlas en una buena ensalada con aceite de oliva fresco y especias.

Vitamina B9: es altamente eficaz para mejorar la memoria y la capacidad mental de los cerebros en edad avanzada. Presente en altas dosis en cítricos, su ingesta disminuye el riesgo de desarrollar el Alzheimer.

Agua: la deshidratación no es buena compañera de los esfuerzos de concentración por lo que es recomendable beber mucha agua. No olvides llevar una pequeña botella de agua contigo.

 

Además es importante evitar ciertos tóxicos como pueden ser el alcohol, tabaco que son perjudiciales para todas nuestras células.

 

Unidad de dietética y nutrición de Notoolate. Centro autorizado por la Conselleria de Sanitat nº 11.046.

También te puede interesar...